jueves, 31 de diciembre de 2009

Buzz light year.

Con una llave roja voy dibujando lo que queda del tiempo. Bastaría una o dos pinceladas para entender que la trama es siempre la misma. Busco tu novela, hasta que me topo con ella y me doy cuenta de que nada tenía el sentido que yo le daba. Me decís que no te importa porque ya soy la que debía ser. Un regalo intercepta la escucha. Esta vez no armo el bolso… Esta vez me quede acá, varada entre adolescencia y juventud. Que nos tocará hoy, cual de todas mis personalidades tomará intervención en el primer día, del nuevo día.

lunes, 28 de diciembre de 2009

pusitto

descuento lo que sea para tus viaticos de cajon. uso la lengua para contarte lo que paso ayer. no ves donde vas, ni a donde se va a llegar, cuando todos parten si rumbo, cuando la nieve hace imposible aterrizar. conjugate con-otro. sabé que la inocencia hace maravillas cuando te dice la verdad.
whereby. como un paquete de marlboro vencido que quedó atrás de un sillón. por tu angustia, por mis penas, por el honor. y que nadie se lleve puesto un arbol. la última vez que lo dijiste, salió mal. pero no. porque seguis llorando. vacío el vaso de mi devoción. un cristal divide la sala, y yo me reflejo, veinte años mayor.
donde te encuentro.
decilo para crear. y también para creer, dijo.-
sin abarcar. o lo uno o lo otro.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Falaz Navidad

ensayando para el ritual. unas pizcas de sal fina.
No hay nada mejor que casa, pero la satisfacción de los halagos y las felicitaciones no se compara.
Cuántos días hace que no soy consciente del paso del reloj. Cuantas horas hace que no me acuerdo quien soy. Mamá me extraña después de dos semanas, y sufro cuando me detengo a pensar que el tiempo se me ha ido de las manos.
Y me queda el hueco de los que se fueron para seguramente no volver (aunque lo gusten).
Y hay muchas puertas abiertas por visitar.
a la espera del paso a la nueva vida, que se llena de afectos.
El roce de las lágrimas en mis mejillas.
Better- en mi boca suena raro y puedo llegar a cantar!

miércoles, 23 de diciembre de 2009

groms

Lo vi, se dio vuelta justo cuando yo lo estaba mirando. Yo me encendí, no pude evitarlo. Otra vez primera tapa. Ya se, lo que abunda no sobra. ¿Ni siquiera por cortesía? Vos te lo tomas demasiado en serio. Es trabajo, man, relájate. No obvio, sin rencor.
Quedamos que mañana me traía a casa después del trabajo, y por ahí se arregla todo. Si querés le cuento de vos. Bah, que se yo, no se si suma. Pero… capaz le baja un toque la neura… Vos esperá. Hacé la tuya. Nosotros ya vamos a encontrar momento y lugar.

lunes, 14 de diciembre de 2009

puente de la mujer mundial,

nadie te dijo como seria, vendarte los ojos, dejarte llevar.
sin duda creiste que no sufririas.

pero uno o dos años después, te empieza a pesar el asunto.
ella es un cliché-
todas lo somos,
y si sabías que te iba a dar lo mismo, para que las lágrimas?

ahorro energía que me va a faltar,
en la cercana lluvia de corazones.
una ventana que mira al oeste,

es como si viendo su espacio, su lugar,
sintiera que es un espejo, deforme, manchado, ficto.

me dejo llevar por su mirada del mundo, y ahí,
quiero volver a ser lo que era cuando la conoció.


nada mas lejos,

que- mi- yo- de -mi.-

martes, 8 de diciembre de 2009

what the fuck?

dos o tres. no sabian lo que estaba haciendo. Me miraron de reojo, esperando.





un cazita- dps te van corriendo. los amigos. antes de parir. la calabaza que se transforma. dos casita. bos o llo

jueves, 3 de diciembre de 2009

El deseo de salir corriendo, abandonar todo lo obtenido y lo no obtenido también. Angst. El miedo de errarle al camino. Soltá tu futuro y lo vas a tener mejor dominado.- me dijo. La angustia de lo no reflejado. Caigo en la hipnosis para intentar el abandono, pero me acobarda, me muestra cual es mi límite para con la verdad. Elijo una vez más todo lo que alguna vez elegí, y lo que me tocó también...

sic

estudias el sufrimiento


tuyo o mio, ya ni lo sabes.
identidad que concurre en tiempo y forma


anatopatologo de humo
no vendas lo que no tenes.

lunes, 30 de noviembre de 2009

no comments

la estanteria se cae abajo. solo el hilo de tanza la sostiene. bocupdshos. hablamos así, para entendernos,


-

domingo, 29 de noviembre de 2009

en el tercer mundo

Confieso me intimida pensar en lo poco prometedor que me resulta el futuro cuando se piensa en el contexto socio político, en el estudio que adquirí en mis pocos años de juventud, en el principio de origen. Un intento de artista en el tercer mundo, no suena racional. Ayer un amigo pintor, me relataba, para analizarse él mismo, la decepción, esa de vivir de lo que no da gusto hacer, pero que te da el margen de hacer lo que da gusto. Un camino que sorprende al poco de unos años, si no terminaste por bajarte del barco.

sábado, 28 de noviembre de 2009

la toja

son los mismos labios los que una y otra vez me recuerdan lo lejos que estoy de lograr alcanzar la estabilidad. unos diez años, mínimo. y contando con que siga siendo de libro. un cafe tranquila con mi conciencia. la esquizofrenia que despertó en él a los 22. y el temblor que no dejó al resto en pié. fortaleza del alma, que hoy me escuche, que recuerde el concepto mis plegarias. un tripode sobre dos patas. locura de tantos, y sin embargo, a mi no me mueve un pelo. viaja la gente en esta tarde de sábado, hacia un rincón más feliz.
.
foto de Juan Ignacio G., BOLIVIA

quiero despertar... y que lo que estaba hablando en mi cabeza, ya no esté más-

miércoles, 25 de noviembre de 2009

ya no soy el chiche nuevo.

Advertencia: cualquier similitud con la realidad es adrede.


Escucho negada las discusiones de mis padres, desde mi cama, desde lejos en mi cuarto. Escucho esas conversaciones, como rememorando las mismas que palabras que años antes debatían mis abuelos paternos. Discutir palabras comunes a los hombres y a la mujeres de todas las generaciones. Lo que mi abuelo decía yo te acepto como sos, mi papá lo dice yo te aguanto como sos, mi novio dice yo te banco como sos. No hay cambios esenciales, más bien un par de transformaciones lingüísticas.

No me vengas a explicar como tu género habla de los escándalos que generan las novias. No tengo intenciones de aprender sobre charlas de hombres borrachos en un bar. Siglo XXI y los 300 dias de en- amor me develan que ya no soy tu chiche nuevo, no te tengo omnubilado. No llegas a escuchar mi risa, porque no hay tiempo. Mis encantos se te vuelven fastidios, y de vuelta las noches de calor nos despiden durmiendo uno para cada lado de la cama...

domingo, 22 de noviembre de 2009

impresión.

Tengo la leve sensación de volver a esas relaciones infantilistas donde él hace la suya, y yo llorisqueo. Me niego. Rotundamente. Lo entiendo, me esfuerzo por negarme. Y lo que pasa, pasa solo. El poder de integrarse en un todo único, no es tan accesible como parecía.
Un libro de historietas me come viva, para hacerme despertar en un fondo dibujado por ese que firma allí abajo. Todo se vuelve tan impreciso, cuando vivís en el mundo de otro.

nostal gila

no soporto
leerte.
y verte así,
tan cursi.
no soporto
que ahora
seas feliz.
no soporto
tu tono,
ni cada letra.
no soporto
tu música.

tampoco soporto
ser tan hdp,
pero no puedo
evitarlo.
me brotas.
me sacas.
me das bronca.
no te soporto.

cuando la P hace tanto ruido,
se disfruta más.

jueves, 19 de noviembre de 2009

maravillosa percepción

nada es lo que parece. una luz tenue ilumina la habitación mientras descubro el caos mismo con el que no sabia que convivía. debajo de mis deseos que parecen poblar la habitación, encuentro una coma que divide mi pensamiento en dos. hacia mucho que no te escribía. hacia mucho que no te dejaba leer lo que cruza por mi mente, a cada momento. nada es lo que parece. la novedad me ahoga hoy y mis compromisos son tu indecisión. opto por dejarlo así. no nos alcanza con entender el concepto.

martes, 17 de noviembre de 2009

dios de la guerra

Me tambaleo entre los pasillos... mis ojeras dan cuenta de mi incredulidad. Basta de farsa, basta de aguante. La vida se desmorona, con lo último de mí.

sábado, 14 de noviembre de 2009

paja. no da para hacer nada en este dia tan gris. Nueva York, allá lejos. Desde la net cruzamos dos palabras. Falta que se corte la luz y estamos completos. Mañana es mejor El flaco canta y yo respiro profundo. La profundidad de mi respiración y la hondura de mi pensamiento. Ya llegué a lo más bajo. Ahora me toca empezar a subir.
Soñé demasiado.
Ayer soñé que te haías separado, que estabas solo otra vez. Soñé que ya no era lo mismo entre nosotrso, que habían pasado muchos años, que yo te veía diferente.
Soñe que me veías correr, me veías libre.
Soñe que con ella nada había pasado, que ni siquiera existía, no era real. Soñe que me pedías perdón, y a mi me daba culpa no haberte contado la verdad.
Soñe que yo tenía dos caras. Pero que te veía con las dos, y vos no podías darte cuenta... de nada.
Donde nos quedamos. Dame una historia, dame personajes. Yo creo la situación, el contexto. Decime que querés decir, la idea, tu base, el escalafón que nunca llega a prenderse fuego. Deberias replantearte lo que te hace matar desenfrenadamente. Esas ganas de huir a ninguna parte, y al mismo tiempo de quedarte aca.
Te encanta. No podes elegir entre ambos extremos. Es entonces cuando admitis que amas la contradicción. Y ahí entre yo. Para pintar de colores opacos tu realidad. para demostrarte que no sos el único ladrilo en mi pared, que todo lo que pensaste alguna vez, ya lo escribieron. Hay que apagar la pc, compa.
sinopsis. una historia nueva, para callar. mientras me dibujo en el espejo, para que nadie pueda verse detras. una manta, un auto, un amor. lo que falta, lo que sobra, lo que nadie se anima a decir. sin ánimo de ofender, él tenía razon. Tus amigos y yo, una mala convinación, mi vida.
de la nada. primer acto, ciclotimia. segundo acto, explosión emocional. tercer acro, remontar las cagadas que evidencian my lack of stability. (una amiga de esas que usan todas las letras) Temo, con t, por qué.
mastico el sabor de esconderme. los minutos no pasan, dosificados, las letras cambian de lugar. de nuevo cambio el rumbo hacia la pista de atras.
despegue, sol mojado. nadie comprende por que mi letra es cada vez menos transparente

viernes, 13 de noviembre de 2009

¿el cuento del cuento o el cuento del tio?

Me cuento un cuento de unos amigos en un cabaret. Y mi cuento me termina contando la historia de unos amigos que matan a una mujer. El cuento del cuento que no fue, que se vuelve otro cuento, que me cuenta la historia de mi represión. Que me cuenta la diferencia de la razón y la pasión, que me recuerda a Polanski, que no se acerca ni un poco a Roman. El ejercicio de jugar a escribir al azar. La practica de dejar fluir. Mi voz me canta, te tenes a vos. En el cuento yo lloro. Pero cuando lo cuento me río, porque en unas horas te cuento que te voy a estar amando de nuevo.

lunes, 9 de noviembre de 2009

ich vermisse dich

Se me revuelve el estómago.

Tengo los ojos hinchados del llanto nocturno.


Sonámbula camino alrededor de mis miedos.

Pero la oscuridad no me deja verlos.


Sé que están. Los percibo con el tacto.

Los olfateo. Los reconozco.


No me aguanto tus besos indeseados.

Ni tus preguntas a respuestas que ya te di.




Los cuentos de hadas me inculcaron el final feliz.

Pero a mi siempre me gusto mas la tragedia mítica.


Salud!


sábado, 7 de noviembre de 2009

"porque pensar tanto no es bueno"

Maquiavelica la influencia que tenes sobre mi, para enrolarme en tus pensamientos. Estoy agria cual vinagre de vino. En el mismo banco que hace años estoy sentada mirando lo invisible e intangible del tiempo pasar en los cabellos de las mujeres que están largos, mientras los míos son cortos. A la distancia del tacto con el espacio que no son las figuras, que existe aparte, que me es ajeno, observo. El llanto me nace a cada rato desde un lugar que no contemplo dentro mío. No me cierran esas ideas vagas de huida. Ningún pasado fue mejor y no hay verano que no se esfuerce por destacarse. Un amigo confundido me dice, vos si que estás en un buen momento... y yo le digo... no te proyectes.

martes, 3 de noviembre de 2009

Volver a escribir: un punto de apoyo. Con rojo. Como para marcar bien la tendencia pasional autodestructiva. Un golpe, otro. Una caricia y un rodete. Mis lentes dejan abierta la puerta. Mezcla de sensaciones: entre lo inevitable y lo deseado. Otra vez otro paradigma. Situarme en mi, desde mi para poder acomodarme. Demasiado acomodo. Motivacion o desconcierto. Muchas palabras, mucha ciclotimia. De nuevo diclofenac y bigote. Miradas perdidas y encuentros fortuitos. Un auto, una calle, una despedida. Tu perfume y un desodorante de oferta. Lluvia de ideas que desdibujan mi intencion inicial. Circunflex. Cubierta por un sombrero que hace el acento mas "o". Me bajan de un bazucazo. Dame una pitada. Kilombo. Prometieron llevarme pero no traerme. Nadie se hace cargo. Es facil encargar pero no pagar la cuenta, me dijo. Caos total, luz del dia, TV descompuesta. "Dra. se rompió el camión." y le habran roto muchas otras cosas. "No me importa, tenía que estar en la pericial a las 9". Te reís, jugas conmigo. No se para que lo estoy haciendo.. No se los para que y armo bardo. Ya no queda tinta roja, la pasión autodestructiva. Tenés algo, no se que es... vos lo sabes bien. Mi desahogo, tu ahogo. Crisis. Ya me recuperé. Estoy pensando seriamente el aislamiento. Puede servir para anularme, para que otra cosa sino. Peligra el bien social, la seguridad del pueblo. Falacia facista, ahí venia tu comentario. Pero te animaste a hablar en frente de todos. Admirable perfume del dolor añejo. Nadie respeta mi disfraz. El hombre araña maneja un C3 y no le calienta nadie. Intentemos algo. Intentemos tocarnos sin mirarnos las caras, y deshacer el hechizo. Te ayudo, para irnos rápido. Nadie se entera lo que pasó acá. Una vida, dos vidas, tres vidas. Pidamos helado. Esa cara ya la conozco. Mejor pedite un turno con tu analista, Marita. Espero que no sea él.

sábado, 31 de octubre de 2009

hasta que explote

senti que la fuerza se escurría por mis oídos, hasta dejarme sola.
me volví, para chequear que nadie hubiera podido ver lo que me estaba pasando.
asi fue.- no tenia ganas de contarte lo mierda que me hiciste. pero igual, gracias.

martes, 27 de octubre de 2009

simple suspiro

.que es lo que hago cuando me asomo al silencio del desvelo.
.en que pienso cuando digo que ya nada es lo mismo.

si no supieras que resisto el golpe;
si no temiera que llegara al fin mi triunfo;
si no gastara esas palabras que borro con lágrimas...

.tendería mi mano, de una vez, hacia lo innombrable.

domingo, 25 de octubre de 2009

reflejo

no hace falta mentir para escapar de una encrucijada,
fiel a la falacia de la propia conciencia que se confronta con el sentimiento... dejado, abandonado.
comparto la agonia, el sufrimiento, el final.

el ave rompe el cascaron, abre sus alas.
la figura de tu ave fenix, se desvanece.

martes, 20 de octubre de 2009

Creía que cada vez que te dabas vuelta me cerrabas tu mundo. Y entraba yo en la duda si los años que soñaba que iba a dormir con vos se cumplirían, se tambaleaban mis deseos, pero igual me quedaba callada. Vos respirabas profundo, y te enredabas en las sábanas haciendo ruido, como si me advirtieses de esa manera que estabas aún despierto intentando que yo dijese algo. Un vaivén de silencios, el sueño profundo, los rayitos entrando por la ventana, el abrazo que es cálido y contenedor en la mañana cuando la tormenta se fue para el sur.

lunes, 19 de octubre de 2009

inmutablemente correcta |

ESC 1500- INT/NUBLADO TARDE- UN CUARTO- YO

Me distraje y fue en esa décima de segundo en la que me acorralo la idea. Es el deseo de lo que no existe.

Cuando lo concibo como algo, mucho más lejos de saber que no es más que piel, detecto que no me bancaria tu porro status,

y mucho menos vos mis weekend Campanelli. El aburrimiento mata al hombre, o lo mete en enredos.

domingo, 18 de octubre de 2009

Me ahogo. Tengo la nariz atrofiada y la boca no puede adquirir aire, y no tengo problemas fisiológicos, sino un pensamiento atravesado en el cerebro, que me dejaste ayer. Te escuché y sentí escuchar las historias que muchas veces contamos, desde distintos lugares, desde diversos roles, desde viejos años. La nostalgia que da bronca a veces, y otras deja un gusto a mierda que tengo que dejar de escribir para vomitar.

Releo un texto que explica la soñolienta recepción de uno para él que yo emitía un poco de amor. Ayer me explicaste que no era más que los deseos proyectados en alguien que cuajase perfecto con el target. Yo hubiese dicho de mi propia psiccótica manera de expresar amor, que se parecía a la ondas de una radio emitidas para el alcance del que la enganche por el dial. Las ganas no siempre deben llegar al éxito de convertirse en realidad, porque ese éxito es más el fracaso adelantado de lo que va a ser un futuro llanto sin lágrimas.

sábado, 17 de octubre de 2009

ahora vuelvo

Me fui por unos cuantos dias al sur. Crei que alli iba a encontrar algo de paz. Un poco de inspiración, también, quizás. Algunas lineas que generaran algo, que generaran expectativas en mi, ya lo creo.
Volvi como me fui, cargada de nervios, inseguridades, desvelos. La mochila que llevo conmigo a todas partes, lo necesario para mantenerme en el avismo de la bipolaridad.
Durante todo el camino tuve ganas de abandonar el viaje, de volverme a mi comoda soledad. Decidi no hacerlo, decidi mostrarme segura de querer viajar, de querer compartirlo, de esperarte, de sostenerte. Ahora vuevo, no porque lo haya querido. O quizás si, quien sabe, siempre hay una provocacion, un llamado a alguna parte. Vuelvo a mi lugar,
y me resulta ajeno.

viernes, 16 de octubre de 2009

lo esperable en otro idioma

me reflejo en la exigencia, pero me reflejo mal, me desdibujo.
yo creia que leias mis ojos.

por que todos esperan tanto. y yo.

ya no escribo, "soy", me dijo -- desde donde y hasta donde | soy yo

jueves, 15 de octubre de 2009

Me esperabas sentado en el mismo lugar de siempre un jueves más, rotabamos de mesa por cábala, de paso cambiaba la perspectiva de los viejos que tomaban whisky. El habano se sentía casi en el estómago, me irritaba los primeros minutos hasta que después me daba ganas de probar, pero me contenía. Nunca me dijiste nada de la diferencia de edad, pero reconocía en tu cara cuando alguien nos miraba mucho que te afectaba. Y ahora... no me lo creo, me vengo a enterar por un diario que te están velando, que los años que las sustancias que te hacían intelectualizar te terminaron matando.

viernes, 9 de octubre de 2009

vuelvo a encontrar un viernes de sol primaveral al que le resulto inoportuno

En esas épocas me generabas una especie de mareo insano. Me rodeaba de libros que no eran para mi aún. Me vinculaba con gente que no creía en nada de lo que hacía. Y como en tantos años no lo notaba, yo ingenua, que me fascinaba con caminar un mediodía con vos de regreso de algún lado. Siempre fuí igual pesimista al mango, y dedicada a pensar en lo que no pasaba, mientras pasaban cosas de las que no tuve demasiado registro. Así comencé mi carrera, así empecé a trabajar, así conocí el amor, uno de verdad que se puede sentir y se puede palpar. Pero hoy me despierto de un sueño largo, y detecto el reloj a media mañana, y me descubro en una cama que no es mía, y me pregunto a dónde iba yo. Sigo siendo igual no disfruto ni del camino ni de la meta, pensando en que es imposible llegar a donde sea, y voy pasando demasiado rápido como para ver por donde viajo.

lunes, 5 de octubre de 2009

Inspirado en algún lado por LA TERRAZA de Beatriz Guido.

Bajo las escaleras, porque el ascensor estaba detenido hacia tres días entre el piso 2 y 3. El llamado de los amigotes de su abuelo le alteraban los nervios, Martina escuchaba esas voces viciosas por el teléfono y sabía bien de qué se trataba. Vivía en Constitución, en un edificio con seis departamentos que le pertenecían a su abuelo, Alvaro. Alvaro atiende el bar que tiene en la planta baja, que se llena de viejos borrachos todas las noches de la semana. No existen los feriados en ese bar. Martina, por ende se encarga de administrar el edificio. Cobra los alquileres, las expensas, y se encarga de pagar las cuentas. En el primer piso vive ella con su abuelo, en el segundo una pareja de paraguayos cuarentones con un bebé que Martina sospecha no es de ellos, en el tercero una parejita correntina con la hermana menor de la chica, en el cuarto dos viejos bolivianos, y en el quinto dos chicos y dos chicas del interior del país que no se exactamente de dónde viene cada uno. Por las mañanas Martina va al colegio, y por las tardes a veces toma mate en la terraza del edificio con los correntinos, mejor dicho con el muchacho y la hermana de su pareja, que mantienen una relación un tanto cariñosa pero que invitan a Martina a distraerse un rato cuando la ven haciendo muchas cuentas. Martina como ya dije, administra el edificio, y en ese trance se guarda algún que otro peso, para cumplir su gran sueño: tener una heladería propia. Martina hace helados con una máquina que dejo su mamá. Es fanática de los helados. Esos pesos que se ahorra pretende invertirlos en eso. Pero su abuelo que es un vicioso de los caballos, apuesta y apuesta con sus amigotes, y cuando Alvaro pierde, los apestosos (porque huelen a alcohol de quemar) de los otros apostadores, la llaman a la pobre niña para que saque las papas fuego a su abuelo. Y ella para no verlo mal, le salva todas las deudas. Entonces el sueño de la heladería cada ve se hace más lejano. La mamá y el papá de Martina, en el año 2001 tuvieron que cerrar su fábrica de alpargatas, y como quedaron en bancarrota debiendo dinero a medio país, se fugaron a la triple frontera (o eso fue lo que le dijeron a Alvaro) a casa de unos tíos. Martina se quedaría con Alvaro por un par de años hasta que todo mejorase, pero la realidad fue que nunca supieron nada de ellos. Martina en cada cumpleaños suyo les manda una carta a esa dirección que tiene de la casa de unos tíos, pero le vuelve rebotada porque según dicen los del correo no existe domicilio alguno en esa dirección. Martina se enoja cada año con la gente del correo (ese que es color violeta) entonces el encargado del local al que ella asiste decidió guardarse las cartas para que ella piense que llegan a algún lugar. (CONTINUARÁ...)

sábado, 3 de octubre de 2009

poner en hora nuestros relojes

a destiempo.
como si mi reloj no marcara mi propio pulso.
como si lo de afuera reconstruyera lo de adentro, en un feedback omnipresente.
tout le temps.
siempre se cae el pensamiento.
en mi hora, en mi kairós, un desierto permanente.
cada vez que te encuentro, caminando por ese campo de otro tiempo, me acuerdo de lo que me había llevado hasta ahí.
deseo, imagen, sonido de sueño.
una irrealidad que no tiene justificación.
la causa de la inconsecuencia.
que esta primero, vos o yo.
tener que elegir, o elegirte.
o esos temas que tenes que resolver vos sola.
y que iba a hacer ahí...
no siempre por vos, a veces por mi.
para que pueda ponerme en hora, al menos por un rato.

melodias

Subiste hasta el último piso, ahí donde no había mas nada. Creíste que podías volver atrás con mucha más facilidad que lo que te costó llegar hasta ahí… pero no. Deshacer cuesta lo mismo.
Te pedí que no jugaras... te avise que yo lo hacía en serio. Me gritaste que sabias lo que hacías. Te quise responder, pero ya no me escuchabas. Estabas entretenido con alguna otra cosa.
Carril unipersonal. No hay quien vuelva, ni quien acompañe. La ruta esta oscura y nos encanta viajar.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

jueves, 24 de septiembre de 2009

pobres mis personajes

de no verse a exponer juntos. casualidad. las apariencias de la bondad erradas. un cuento largo que promete. voy cambiando sus vidas. entre lo que hacen y lo que les pasa. pobre de mis personajes. todo el relato de lo que no soy.

martes, 22 de septiembre de 2009

mano roja

un frio polar arrazó mi ciudad. la gente se esconde de la gente. un tipo desfiguró a su madre. la facultad esta desierta. mis manos estan negras. la madre lo violaba. sangre. sangre. y más sangre.

sábado, 19 de septiembre de 2009

la señora que limpia... o mucama

Entre los modismos de la clase media y los de la clase más acomodada, prefiero lo segundo. Es un tanto más despectivo, pero refleja la necesidad de delimitar su lugar. Los que usamos el modismo mediático, o popular, intentamos ser humildes aunque manipuladores con la lengua que no es despectiva pero enraizada en el disgusto por no ser la clase de chicha ni de limonada.
era vizco. y acusaba que todo lo veia con una midara artistica, innovadora, hasta surrealista. se arrodillaba para verla con perspectiva. ella lo dejaba hacer, mirando a la nada, evitando el suplicio de su figura encorvada. no emitia palabra. y se iba torciendo, hasta llegar a recostarse sobre el parquet, harto de no poder enderezarla, sabiendo que ella no entendía el porque de su postura y creia que era un viejo con plata y nada más, nada más.
pero él no tenia voz para explicarlo. no tenia cara.
y tampoco dientes.

eso es otra historia

cuando pasó la estación donde se tenia que bajar pensó en todo lo que estaba resignando al partir sin más, en busca de algo que llenara de contenido si vida.
Llegó a Padua y empezó a caminar hacia el campo. Todo era nuevo, a unos pocos kilometros de casa. Le alcanzaba con saber que empezaba otra vez. No tenía nada mas que el recuerdo de su vida pasada.
Se preguntó si había tomado el camino fácil. Quizas con años de terapia hubiera podido dilucidar su repulsión por la mediocridad. Y quizás esa opción trastornada de verborragia ocular la ayudaba para determinarse en ese sin fin de opciones que la había llevado a elegir la nada.
Quizás hubiera tenido que hablar con Carlos y decirle que su actitud la traumaba. Porque era él en realidad el que tenía la culpa de su huída. Pero en realidad no, no había sido culpa de él, porque ella hacía lo que ella quería, y esta decisión la habia tomado sola. Mantenía el paso rápido, como si la estuvieran persiguiendo. La gente la miraba extrañada, como un sapo de otro poso. Aceleró el paso, para que nadie pudiera distinguir las lágrimas que caían por sus mejillas. No me voy a detener, no me voy a detener.

viernes, 18 de septiembre de 2009

pecadora

De pronto me siento encapsulada en un pensamiento ciclico que ante la presencia se me escapa, y en los sueños se reitera. Un absurdo de sensaciones corrocivas para la catarata de emociones que cae por otro lado. Dejame decirte que me desespero. La educación cristiana me hizo ser una culpable, y por años eso no pude revertirlo más allá de intentos aún destructivos. Que pecado ser tan ingenua, tan impulsiva, tan escasa de experiencia que me siento una niña mala.


domingo, 13 de septiembre de 2009

dni

Se despidió después de dar vueltas un buen rato. Hay cosas que es inevitable no se le trasmitan a la cara. No recordaba de que había hablado. Y en su cabeza no había ninguna respuesta. Se escuchaban los tacos contra la baldosa sonar alto en el medio de la noche. Un whisky antes de dormir. De pronto el sol de nuevo, como si no hubiese habido rato alguno entre el acostarse y el día. Un susto de un recuerdo inventado, o la culpa de un sueño. En mi desierto no tengo nada más que un par de fechas borroneadas y nombres repetidos. Perdoname, es que necesito descansar. Mi nacimiento está mal escrito en mi documento de identidad. No me deja dormir en la noche el inconsciente.

Zulma

Nadie sabia muy bien por que lo hacía. La mayoría de las veces, volvían a dejarla en su casa (la que ella decia que era su casa), y una vez allí, se alejaban esperando no escuchar ningún grito.
La última vez que la entrevisté, me contó que su vida era un infierno. Que deseaba un silencio que nunca iba a llegar, que soñaba con gente que no era de verdad. Que ya estaba muy cansada y que sabía que no podía escaparse de las voces.. pero que aún en 47 años no había aprendido a convivir con ellas.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Estado de Insuficiencia

El demente no será privado de su libertad personal sino en los casos en que sea de temer que, usando de ella, se dañe a sí mismo o dañe a otros. No podrá tampoco ser trasladado a una casa de dementes sin autorización judicial. Las autoridades policiales podrán disponer la internación, dando inmediata cuenta al juez, de las personas que por padecer enfermedades mentales, o ser alcoholistas crónicos o toxicómanos pudieren dañar su salud o la de terceros o afectaren la tranquilidad pública. Dicha internación sólo podrá ordenarse, previo dictamen del médico oficial.

A pedido de las personas enumeradas en el artículo 144 el juez podrá, previa información sumaria, disponer la internación de quienes se encuentren afectados de enfermedades mentales aunque no justifiquen la declaración de demencia, alcoholistas crónicos y toxicómanos, que requieran asistencia en establecimientos adecuados, debiendo designar un defensor especial para asegurar que la internación no se prolongue más de lo indispensable y aun evitarla, si pueden prestarle debida asistencia las personas obligadas a la prestación de alimentos.









tanto dolor. tanta soledad detras de las rejas. Es la misma anulación, desde dentro del poder perjudicial.

lunes, 7 de septiembre de 2009

in fancia

Corro apurada en la vereda de mi casa, como si necesitase llegar a algún lado, solo que recién estoy llegando a mi casa. Acelerado mi paso, me choco con ella. Más de un año de la última vez de verla, en un encuentro casual que rompía una ausencia de encuentros de diez años. Siempre igual, con su flequillo sonriente. Lleva un guardapolvo color verde, de maestra de jardín de infantes, perdió a su padre hace unos años ya, y toda su familia se dedico a encontrar su ubicación actual. Me cuenta lo bien que se acomodaron y como cada cual salió con lo suyo. Para no perder tiempo pregunto por todos uno detrás de otro. Hay nuevos infantes en su familia. Sonríe más aún de lo normal, pues le gustan los chicos. Tiene apenas cuatro años más que yo. La conocí jugando en la vereda de la vieja casa de mi abuela. Su papá era mi pediatra. Cada semana festejábamos el cumpleaños de una muñeca, con tortas, globos, y hasta regalos. Le pregunto por sus futuros hijos. Me cuenta la separación con su pareja de años, la libertad que se trajo con ello, y lo bien que se siente aunque trabaja doble turno. Imagino yo que lo hace para llenar sus horas de ausencias. Se ve feliz. Y yo apurada, por llegar a casa, por un mate. Me quedo detenida en la vereda, ella se fue después de un saludo cálido y los enviados cariños a las respectivas familias. Parada miro el pasar de la gente. Detenida en años, en caras que se aparecen en imágenes de mi memoria emotiva. De mi infancia, que se fue hace poco, y me parece que termino hace años. Que la retengo en algún lado de mi cabeza, en algún baúl de mi casa, en alguna valija en lo de la abuela. Que la comparto a veces con mi prima en una charla de algún día festivo en el que la familia se reúne. Esa infancia que guardo en una fotografía tomada por mi madre, o por mi padre con una Minolta automática.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

sin rencor

Te escribo desde lo más sincero. Te escribo desde lo llano, desde el oeste, por no decir más. Es allí donde veo al sol esconderse cada día. Mi humanidad no es otra cosa que lo que respiro. Simple y fiel a mi realidad. Te estremece pensar que tiemblo por aquello que me hace sentir viva. Y no un pájaro, ni poesía ni ficción. Si no podes amoldarme a tu ilusión, no es porque sea seca mi letra sino porque tu idealización no tuvo tiempo para conocer lo que en realidad soy.
No admiro las mentes que se enriedan en si mismas, no admiro esa particular forma de leer la vida, autorreferencial. Nadie es tan distinto como para pretender algo más que un amor terrenal, amor de actos y no de palabras. Y si acaso así fuera, el vacío ahogaría tu último grito. En tu ideal no hay novedad, no hay ritmo. No existen los iluminados. Solo es un intento por reafirmar la esencia que edificaste sobre mi, sin aceptar que lo que buscas nunca lo vas a encontrar, porque te estabas viendo a vos mismo.

lunes, 31 de agosto de 2009

La profundidad de los ojos desbordando el brillo reflejado de la luz del otro, que es mi mitad. La profundidad de las palabras que supuran el tránsito emocional, que me recorre. La naturalidad del amigo que da el alma y el cuerpo, por los años de confianza. La fortaleza ante lo iracundo. La sonrisa que esbozan ellas cuando me cuentan sus primaveras. El silencio agudizado dirigiendo la orquesta de mosquitos. Mi santa que se hace presente en agua. Un globo que me eleva, y me deja ver como se va el invierno.

sábado, 29 de agosto de 2009

Noche tranquila, de esas que relajan hasta en plena guerra. Me miraste esperando encontrar la respuesta en mis ojos. Que haría si nos quedábamos ahí, varados, en el medio de esa ciudad lejos de casa. Sonreí para disimular que en realidad era lo que yo quería. Solo dos almas perdidas. Idas y vueltas solo para descubrir lo que ya suponía: cuando rozas mi piel, me dan escalofríos.

jueves, 20 de agosto de 2009

que ocurra

Subió un rato al cuartucho de arriba de todo de la casa, algo así como un altillo o una buhardilla. No iba muy seguido ahí, una vez cada muerte de obispo como dice él. La última vez, que se asomó a ese juntadero de revistas viejas, polvo, y chiches de su infancia, fue cuando murió su padre (que dicho sea de paso no era obispo). Eso si que fue un antes y un después. Un después de someter el pelo, la música, la realidad a los gustos de ese padre, que era ameno, pero no deja de ser figura. Y ahora subía a ese cuarto de paranoias, a limpiar mierdas viejas, pero de esas que cargaba dentro. Se llevaba un paquete de Gitans, porque la chica que conoció hace un tiempo se los impuso, fumar para no morir, o para morir de algo. Sentado en el piso de madera, que de pensar que en verdad es piso y es techo asusta, y hasta quizás caiga en el cuarto de su abuela, que es justo debajo. Pero mejor no pensar en más desgracias. En un cuaderno de hojas amarillentas por los años, con lunares blancos, como de jardín de infantes, después de fumarse un atado entero, escupió una sarta de pavadas rotas de sentido, que le hacen un aire de intelecto, que le invaden de fantasía el cuerpo, que le asoman una luz, en donde siempre vistió negro. Y ahí se detuvo a pensar en optimismos, en intuir que no son errados los impulsos, en someterse a dejar hacer amor, que no es creación ni es milagro, sólo es amor que se siente, que se piensa si se siente, pero no se siente si se piensa. Se libera de la paranoia, y se le antoja algo dulce. Pero no va bajar de ese cuartucho, que dejo se ser prisión, para ser paraíso de sus nudos desatados.

miércoles, 19 de agosto de 2009

¿Me viste llorar alguna vez?

Entre día y día me redescubró. Y de pronto engancho la frecuencia que yo elegí. Alterada, detecto cada movimiento como si se tratase de uno ajeno a mi. Me reincorporo y no puede ocultar la sonrisa. Me desprendo del miedo, que quedó millas atrás. Los días que pasó sin ver la luz, no me someten, pues tengo una luz propia, que es mía, que cuando me la olvido me la recordás. Gracias. Por lo días y las noches, en las que me atormento y renazco, porque me duele la oscuridad, y el espectro que suena en el silencio me hace estremecer. Pero sos la caricia, la voz que me deja soñar. El manto que cubre mis heridas. Y cada día se completa con tu sonrisa, y cada noche cierra mi día si es entre tus brazos, amor.
desde donde hasta donde rige tu luz.

no puedo pensarte mas allá de lo decible
limitemos el freno

sábado, 15 de agosto de 2009

quinchoterraza

ya lo pensaste, todos lo hicimos.
no de cualquier forma funciona. Hay gente que cruza los dedos, otros que tocan su anillo de la suerte, o algunos que hasta llevan un rosario colgando en el pecho.

Y, en general, la gente se junta por sus partes enfermas.-


relaja... no dejes que nada te impida disfrutar hasta que te aburras de tu titularidad.

miércoles, 12 de agosto de 2009

H silenciosa.

Hay veces que pienso que con vos es mejor no hablar.
Los silencios son siempre mejor interpretados entre nosotros.
Y, lamentablemente, no es algo que me pase con el resto.

Creo que es por eso que intento una y otra vez demostrarte que en realidad nuestras idas y sobre todos las vueltas, tuvieron sentido...


Siempre sueño lo mismo. Sueño que me preguntas lo que me pasa y cuando te lo digo no te reís ni me contradecís en todo.

Quizás lo que te critico es lo mismo que hago yo.
Te digo que no te gusta como soy en realidad y que todo lo que sale de la imagen que querés tener de mi, no va.

Yo también tengo una imagen de vos. Seguro me decís que me equivoco, pero yo creo que en el fondo (quiero creer, à vrai dire), tengo razón.
Seguro es porque quiero creer que hay alguien especial, como sos vos para mí. Y porque no estoy de acuerdo con lo de la pasión.


Igual, ya se, todo es paradigmático.











I can't take my mind off you
'Til I find somebody new




.....-Seguramente lo prefieras así

martes, 11 de agosto de 2009

un número, 3. como las veces que decidi que ya no habia remedio. traba el picaporte, me dijiste, por las dudas-
por las dudas de que alguien se meta en el coche, y sin embargo sabes, que eso es lo mejor que nos puede pasar esta noche.

El tiempo nos dijo que si

Me llevo tu foto guardada en el bolsillo, la robé de tu cuarto. El panorama de paranoia que presento, me hace aborrecer la ciudad, y de ser bicho de ella no sé si me queda tiempo. Todo lo que me gusta de vos es lo que nunca imaginé que amaría tanto. Salgo al sol, pero se nubla, y son mis ojos los que ven las nubes. Pero me acercas el sol cada vez que podes. Bebemos un vino que no nos representa la más ínfima atracción. No tengo fuerzas para discutir. ¿Te dije que ya averigüé? El sacramento lo puedo recibir yo sola. Siempre fui una egoísta empedernida. Intenta reírte... conmigo si es posible.

lunes, 10 de agosto de 2009

martes, 4 de agosto de 2009

Hazme Sonreír

“I always had disturbing dreams from when I was a child. Seeing that they disturb me, I might as well make money from itM. Gondry
Me faltaba un número. Había jugado a la fecha de cumpleaños de cada miembro de mi familia. Sólo me quedaba el 7, el número de mi llegada al mundo, al resto ya le había acertado. Tenía planeado hacerme un viaje de unos meses, invertir en un departamento chico pero en la Caballito, y dejarle un poco de dinero a mi madre, Bellé, que hacía unos meses estaba viuda. Yo tenía 19 años. Había jugado ese billete de lotería en la casa de juegos que había frente a la Sede del CBC de Paternal. Quería ser Veterinaria. Pero la verdad era que no podía rendir matemática. tenía dos hermanos varones mayores, y dos menores. Era la del medio, y mujer, que no pinchaba ni cortaba salvo la cena para servirle a los hombres de la casa, que en su mayoría del tiempo discutían de fútbol o de vedettes gatos (como ellos decían) que estaban de moda. Y por fin cantan el 07. Estaba feliz. Todos mis planes podían cumplirse según el pozo por el que había. Abracé a mi madre que no entendía mucho, pues cuando papá falleció ella apenas hablaba con nosotros. Mi hermanos que estaban en el living mirando fútbol me gritaban que me calle. Fui corriendo a intentar explicarles pero ese día jugaba el bendito Huracán. Aunque nos habíamos mudado a mataderos tras la muerte de papá los cinco éramos nacidos en Parque de los Patricios. Volví a la cocina, aún sonriendo de la emoción, de como giraría mi suerte, cuando escuchó en el condenado canal crónica tv, que diecisiete eran los ganadores que compartían el pozo. Ahí mire a mamá que veía por la ventana hacia el jardín. Entendí que algunos nacen estrella y otros estrellados, al menos podría comprar un coche usado, para escaparme alguna noche de verano.

lunes, 3 de agosto de 2009

Un poco fuerte de escuchar.

Amanda tenía razón cuando se quejaba una y otra vez por el rugido que hacían a la noche. Un millón de veces los escuche, me irritaba verdaderamente el sonido de los gatos en celo. Me irritaba porque soy de la gente que cualquier ruidito la despierta. Pero a Amanda le molestaba porque los maullidos la despabilaban, le hacían pasar la noche pensando, descubriendo su propio celo que nunca había podido satisfacer del todo. Los hombres se le iban como el agua. Nunca un hombre había ocupado un lugar en su vida. Empezando por su padre, que era chofer de un camión como decía su mujer, para mi camionero. Era de esos que llegan hasta la cordillera y pasan días enteros de invierno esperando poder cruzar a Chile. Por ende pasaba meses fuera de su casa, y para sumar traumas en la pobre Amanda era un empedernido del sindicato, con lo cual las pocas veces que lo veía Amanda a su padre, era en almuerzos con otros amigos panzones tomando algún vino en dama juana, o una cerveza fría en verano. Esos pocos recuerdos ella no los contaba pero yo lo sabía por la tía Amelia, que era tía de ambas...

sábado, 1 de agosto de 2009

Será que busco lo que no puedo encontrar, y hasta dudo de que exista.
Será que leo y releo lo que alguna vez me dijiste, para volver a ser desiteresada y fugaz.

Ahora se lo que se siente el silencio.

El texto descompaginado y vacio en la careta del sinsentido.

No hace falta que preguntes por qué. Ya esta todo dicho, o no, pero da igual.
Solo queda mirar hacia la nada.




"no
las palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia"

A. Pizarnik

viernes, 31 de julio de 2009

quien sabe

de la nada venimos y hacia la nada vamos

antes que cuente diez dormirá

Gritando desorientada entre gente que perdió la fe. Un poco furiosa por la falta de afecto. Desentendida de la obligación de volver a la rutina. Ni ser madre ni ser hija, individuo. En un ambiente con olor a nicotina, un aire caluroso desde el techo. El poder de la música cíclica, con sabor a fernet light, cierto humor desagradable de algún músico podrido de años. En tan poco tiempo, le han pasado más años que al calendario. Aunque no la excita igual el ritmo de la noche porteña, prefiere seguir andándola. ·Ya no brillamos igual mi amor!

martes, 28 de julio de 2009

hard sun

El punto de partida del texto, siempre estuvo en mi cabeza. Desde donde comienza mi travesia, mi aventura. Saber si seré fuerte como para sobrevivir... todavia no esta dicho.

Nada puede dividirse tan estructuradamente como el rompecabezas que debo armar.
Mi cabeza, un enigma que dificilmente pueda descubrir sin ayuda.

Noté que algo no concordaba con la historia que trataba de repetir en voz alta. El punto de vista marcaba fuertemente la tendencia de mi relato.

Es más fácil escribir en primera persona, me dijeron. Y como no soy un experto, dejo que el texto guie mi razonamiento. A algún lugar llegaré, y espero que en mi adultez las cosas puedan entenderse mas facilmente.

Sobre muchas facetas podría repensarme. Sin embargo, es la de mi madurez emocional la que mas me inquieta a esta altura de mi ruta.

Encontré el lugar y el momento perfecto para la introspección. Hacía tiempo que trataba de repensarme en esta clave. Las cosas venian sumandose una a una en mi vida sin lugar a lo que en algun momento marco el cento de mi trayectoria: la meditacion.
Y asi, te conte todo lo que pensaba, como lo sentia y te pregunte cual era el próximo paso. Queriendo programar desde mi futuro profesional hasta sentimental caí en la cuenta de que por mucho que lo piense, tu naturaleza es siempre más fuerte y mas poderosa y me tenia que confiar.

El arte de lo impredecible. Tu mirada y la mia en el silencio, que quise desterrar por temor a lo que siguiera.
Hoy me re-encuentro y entiendo que todo lo que tenia que pasarnos nos paso, y nos sobrepaso, porque vos siempre sobrepasas todas mis expectativas.

Como una fruta madura o un durazno sangrante te confio lo que pueda llegar a ser.

El sol cae en el oeste y suenan campanas.
Mi vida no es una pelicula, ya lo entendi hace tiempo. Pero la pelicula de mi vida, la que relato, es una de esas francesas, lentas, con muchos silencios y miradas, y planos medios cortos y donde siempre hay lugar para un personaje divino que cambia la lógica de mi percepción.

Cayó el sol, bajó el telon. Ahora, todo esta oscuro y los personajes tienen el rostro de quienes en realidad son.

lento fluir

No hacia falta que me perdones todo. No hacia falta que me busques hasta el cansancio, no hacia falta que me llores y que quieras hacerme entender cosas que no siento. Por la locura o el cansancio de tu bestial omnipotencia sobre mi. Quiero mas de lo que se que necesito y te busco, pero no todavía, no quiero que llegues todavía, debo prepararme y encontrarme en la mitad del camino y decidir si te quiero seguir o pienso seguir siendo una nena caprichosa que quiere lo que no tiene. Un dilema.
Y cuando ya no me quedaba nada, sin plan, sin ideas, sin dirección… le pedí una mano al artista y por supuesto no me la negó.

A veces esta bueno guardarse para el último aliento eso que sabemos nos va a cachetear hasta que reaccionemos.

Now I´m walking. Again.

pequeños grandes momentos

Me contaste de gente que no conocía, y hasta me imaginé sus caras, la manera en la que se peinan y visten, todos sus gestos. Me ensañaste palabras que no sabía, me consultaste por significados que no tenías tan claros. Caminamos durante algunas horas entre olor a usado y colonias baratas, siempre riendo y disfrutando de lo que sea que nos hace feliz. Un museo, algunos libros, el color de tus ojos reflejados en lo vidrios, verduras para comer sano, el fin, los medios, la mitad de mi, que la encontré en vos.

domingo, 26 de julio de 2009

asolas

Que poca intimidad tenemos acá, lo sabes.

Como decirte,
con sinceridad
y sencillez
que es lo que me fastidia, lo que me gusta, lo que me hace perder la razón.

No siento que sea muy libre para contártelo. A la vez siento que no lo querés escuchar. Pero, no lo hagas por vos, hacelo por mi.

Qué me pasa. Qué es lo que me pasa. Ayer le dije a un amigo: “boludeces. O sea, mambos boludos y algunas cosas heavies que estoy sintiendo. Espero que sea algo pasajero”.


Lloriqueo sin querer porque se que no tiene sentido.

Es demasiado nuevo y a la vez demasiado conocido como para poder ponerlo en palabras.

Es un cambio radical y a la vez, deseo que todo vuelva a empezar así no me queda tiempo para planteos.

Ellos ya me habían dicho que seria así. Pero, porque paso tanto tiempo?
Y qué es, en definitiva? No lo se.

Me planto, firme.

Supongo que me desespera el frio y me da terror llegar a engañarme.

viernes, 24 de julio de 2009

El otro


Y está todo arreglado, con él me caso.
¿Y el otro? Ah, con él quedamos que eramos amantes.



La victima


Se ensaño con él, como si fuera el único hombre de la tierra.

Le costó ponerse el abrigo sin mancharlo, pero al final lo logró.




Ella dijo

¿dónde quedó la libertad que ibas a darle a tus hijos?



Lunettes

Hacen falta más que un par de anteojos para darse cuenta de la realidad.


No me digas que no lo pensaste. Ya era hora. Nada es como pensabamos que iba a ser. Y eso es mucho mejor.

veintipico

fue por eso. porque el no escucho lo que le dijo.
estaban sentados ambos en la puerta de entrada. no tenian llaves. no tenian manera de entrar.
ella se lo dijo

pero a el no le importo. no la escucho.

jueves, 23 de julio de 2009

Theo la sujeto de la cintura, yacía a sus espaldas, ya estaba casi dormida. La pegó a él. La envolvió en sus brazos. La besó con su boca tibia, y le dejó marcas de amor por todo el cuerpo. Acarició su espalda, y sentía que su piel era acariciada por la suavidad de esa espalda. Sus respiros se llenaban de su perfume y descubrió que más cerca la tenía aún más la extrañaba, porque temía que era ella la que estaba lejos ahora. Y Cata, que no decía una palabras, se sentía inundada de amor, nunca había sentido la sensibilidad de Theo tan a flor de piel.

martes, 21 de julio de 2009

Y asi me di cuenta, por fin, de que lo que me pasaba no se parecia como decia mi mama a una torta de melon sin colorante ni a una jaula con pajaritos de brasil adentro como objetaba mi abuela. Lo que me pasaba se parecia mas a un pedazo de pizza que habia sobrado que la noche anterior, gomoso, casi congelado por el frio mal regulado de la heladera, con la salsa de tomate que tiene gusto a todo menos a tomate y obvio que sin solucion de continuidad porque en casa no hay microwwondas.

viernes, 17 de julio de 2009

Te sentía cerca, me daba escalofrío. Fruncía las cejas, porque me resulta tan extraño sentir tan fuertemente el amor. Por momentos, hasta me dolía. Giré la cabeza por un ruido que llegaba desde la puerta. Y cuando volví mi mirada a vos, tus ojos se inundaban de lágrimas. Un dolor en mi estómago, y no era del mismo dolor del enamoramiento. Y tu cara se desfiguraba. Toqué mi vientre, y sangraba. Me traspasó el cuerpo algo helado. Se escuchaban más ruidos. Y ví en tus ojos el llanto. Con mi dedo índice sobre tu boca te pedí silencio, y tras una sonrisa me fui yendo.

No te opongas a ti, porque te hieres.

Se deshizo de todo lo que no iba a poder cargar. Se despojo de cada prenda, de cada riqueza, de cada joya. Con suerte llevaría una túnica. Sí, con suerte, si todo acababa en esa cama, quizás la velaran a cajón abierto, y esa túnica sería parte del ornamento, sumado a flores, maquillaje y mortaja. Tanto se había preocupado por el éxito de su profesión, por las propiedades, por disimular la separación de su matrimonio, y su imposibilidad de tener hijos. Tanto para nada. Para encontrarse sola sentada en su cama king frente a un espejo enorme que le mostraba el deterioro de su cara, que había cuidado con todas las cremas, que había sometido a cirugías engorrosas, tan solo para lograr estirar la inexistente juventud. Y negarse tanto, había creado en sus entrañas una neoplasia. La anormalidad se multiplicaba en su cuerpo. Tanta ceguera no le permitía ni dejarse llorar. Faltaba que dictase la lista de invitados a su propio entierro. No hay peor mal que el negado.

jueves, 16 de julio de 2009

Ella tambien se canso de este sol.

Cual era esa distancia justa dentro de la cual podiamos soportarnos el uno al otro.

El era radical
Radical en el disfrute.

Pero un dia se quedo atrapado en una mente ajena. En el acto objetivo subjetivado por amor al arte o, quizas por amor a alguna trasnochada. Y de tanto repetirme te resultaba ajena.


Si, tu odio crece inversamente proporcional a mi amor.

Miro directo al telefono. Como dandole radiacion. Como si las ondas lo hicieran saltar del escritorio al tacho. Y no. Se posa debajo de mi almohada.






Nido de mapas. Todos los ojos azules traen apologias y… rechazos.
Acelerar la imaginacion hasta convertirlme en adulta.

Mi dorada veintena en su ocaso repentino. A Marguerite Duras la guardé en el cajon.


Reflexionaba muy poco, o lo hacia mucho pero no lo contaba.

Un griterio y mi sordera funcional. Dicen que es en el silencio cuando uno se conoce realmente con el otro, y yo… yo te queria conocer a vos. Pero a 1mm de distancia.

miércoles, 15 de julio de 2009

-¿No te parece raro? -¿Qué? -Lo de la mujer...

Odiaba que ella llegase a esas horas. Por más que lo hiciese desde la capital donde trabaja dos veces por semana. Odiaba que volviese después de la cena. Con olor a cigarrillo y un dejo de perfume de hombre. La piel le ardía de la bronca. Sumado a los desprecios que ella hacía a su comida. Él se acercaba tratando de abrazarla, pero en verdad lo hacía para olerla, y ella huía, no era ninguna tonta. Discutían dos veces a la semana, las mismas dos que ella volvía tarde. También alguna vez más por desprecios desmesurados de ambos. Ni se conocían lo suficiente cuando decidieron casarse, estaban muy solos, se sentían contenidos el uno al otro, pero realmente nunca se habían enamorado. Era una relación sentimentaloide, de posesión, deseo y contención. Una noche de Abril, cuando el frío empezaba a sentirse en la Provincia de Buenos Aires, Alejandra llegó desde la capital, con olor a humo de cigarrillo, con los ojos caídos de cansancio. Javier, intento abrazarla, pero ella no se lo permitió. Una casa en medio de un bosque que la rodeaba, en una ciudadela de la provincia. Una luz en medio de la oscuridad, los gritos de dos amantes enfurecidos de odio. Una corrida por entre los pinos. Dolor, en la carne. Y un respiro que deja de ser. La pala, un pozo. 
-Alejandra de Castel me ha abandonado.- dijo Javier a un policía de la comisaría número cinco del partido de la costa.

lunes, 13 de julio de 2009

No hay nada peor que el apego, que reforzar una presencia cuando uno cree ser el que abandona y en realidad ya lo han abandonado. (CIVALE, Cristina. Adiós América. Adiós, 9 maneras de decirlo. pág,225)

Y me di cuenta que había dejado más de una vez. Que me victimizaba con la idea de haber sido la pobre amante abandonada. Pero sólo había manipulado con capricho, con fastidios, con indiferencia, con enojo, había armado todos los rompecabezas para que se vayan. Para quedarme sola llorando al pie de la cama. Pensando en lo triste de sentirme defraudada. Una farsa maníaca por no poder dejar nunca nada ni a nadie. Por el miedo de perder, por cobardía o por la ilusión de un deus ex machina. Que pena no haberme sido fiel.

El manual para entenderme.

Buscaste por todos los rincones alguna instrucción que pudiese guiarte. Mientras me caían lágrimas y me acurrucaba en un sillón. No había mapas ni recetas. No hay nada más que el tiempo para entender, te dijiste. Casi resignado, te sentaste a mi lado. El tiempo que aunque no se puede planear se desea. Un abrazo, la ternura de tus labios, consolando mi llanto. La locura que se provoca del amor. La sensibilidad que excede los umbrales. Me sostenes entre tus brazos para que no termine por ahogarme. Tu sonrisa provoca la mía. Me desato de mi, y entre mis brazos te enredo. Me pierdo en vos, y me redescubro.

domingo, 12 de julio de 2009

un cuarto

"Y... de ahi nunca se vuelve", me dijo. Y bajo la mirada buscando un lugar donde centrarla, quizás un zócalo.
Note en su cara un gesto de picardia. Sabia que no estaba tan seguro de lo que me decia. Pero si tenia que elegir un bando, seguro se ponia del lado de la amistad. Obviamente, si no lo calentabas.
Por el concepto que el tenia, nunca quedaba claro hasta donde preferia una cosa o la otra. O hasta donde disfrutaba hacer un comentario fuera de lugar, tosco, tirando toda la artilleria, hasta ver cuan nerviosa te ponias, si te sonrojabas o le decias, "no, mi amor, lo nuestro nunca podria funcionar". Y asi se manejaba, seguro de que su instinto no le iba a fallar.

Casi siempre, cuando alguna lo apuraba, ponia excusas. Vivia reprochando la histeria ajena, cuando, para el, la suya era lo mas divertido del baile.

"Nunca se vuelve", pense. Y recorde la cantidad de veces que luche mortalmente por entender donde estaba el limite. Recorde mi gesto de "me quiero matar" cuando me invito a salir un amigo del que nunca lo hubiera imaginado. O el de "tragame tierra" cuando mi amigo del que estaba perdidamente enamorada me pregunto si una amiga estaba saliendo con alguien. "Dios, que farsa", pensé. "Esto de la amistad es un bochorno".

Pero quizás, que pase algo es como una muestra de agradecimiento por los años de compartir, pense, y despues sigue todo tal cual.. o no?. No, definitivamente es calentura. ¿Y si te deja de calentar?. Me di cuenta que todo eso que pensaba no se lo podia decir. Como si no tuviera remedio y toda la charla se derivara en la tipica pregunta del millon: "existe la amistad entre el hombre y la mujer?" Y era obvio que la respuesta tenia que ser SI, porque sino tenia que salir por la ventana de su cuarto en silencio y hacer como que no nos conociamos.

Entonces, le conteste "Puede ser, pero tal vez es el híbrido lo que permite que se conserve tan bien esa amistad. ¿O vos no estas enamorado de tus amigos?"
"Noo ?", me contesto, frunciendo el seño y revoleando los ojos para atras como siempre que piensa "cualquieraa..! "

Me levante del sillon y di una vuelta por el cuarto. No tenia mucho sentido pensar una cosa y contestarle otra, como tratando de no dejar huecos en mi razonamiento, para ver que decia él. Menos aún cuando todo se resumia, al menos en mi cabeza, al querer evitar lo que en el fondo creia y seguir manteniendo mis mas variadas amistades masculinas que tan bien me hacian por aquel entonces.
Sabia como terminar la conversacion para que se quede ofendido por un ratito y no haga mas preguntas que me comprometan o comprometan mi santa coherencia.

"Olvidate", le dije. "No tiene sentido. Lo tuyo es típico de Sagitario." Agarró un libro, ofuzcado y me miro por arriba con cara de odio. "Curtite", me contesto.
"Si, si, yo tambien te quiero".

sábado, 11 de julio de 2009

el adios I parte

Eran las ocho y cuarto de la noche y mi casa estaba vacia. Papa habia ido al supermercado con Ana. Mama, como siempre, los jueves se juntaba con las de la colectividad a cenar.
Supuse que nadie me molestaria al menos durante una hora y pico. Puse musica y me tire en la cama a leer.

Dibuje tu cara en el techo con los dedos en el aire.
Soñe que nos encontrabamos, por última vez.
Vos no decias nada. Solo entrabas en mi cuarto, en silencio y te acostabas a mi lado, apoyando tu cabeza en mi pecho. Sentia tu respiracion, podia sentir perfectamente como inhalabas y exhalabas con un ritmo fijo, simetrico, dandome tiempo a creer que dejarias de hacerlo en el paso siguiente, justo cuando volvias a empezar.
Tenerte asi me hacia sentir.. como explicarlo.. una mezcla entre ahogado, tenso, fuera de mi. Creo que hasta llegue a sentirme solo. Solo. Con vos al lado.
En definitiva es tan simple. Verte por ultima vez en mi cuarto me hizo dar cuenta que lo nuestro no era, sencillamente, no era nada.
No te amo.. ni quiero hacerlo. Hasta aca llegamos..
Como explicarte ahora que para mi hay algo mas que un deseo carnal.. que nada me hace sentir menos humano que el saberte acostada a mi lado y no temblar.

No me importó dejarte atrás. Nada de lo que me apasionaba y recitaba una y otra vez podia compartirlo con vos. Como si nuestra linea temporal no nos acompañara. En ese momento me di cuenta que no te queria mas recostada sobre mi pecho. Buscaba realmente una mujer. No una Fermina Daza. No. Una sin miedo a vivir, sin evadirse, sin disfrutar del futuro en sus manos.

Sonó el telefono. Una, dos veces. Tres. Sabia que era para mi. Sabia que era hora de volver a escuchar su voz. La voz de aquella que como por arte de magia, presentia cada vez que yo sacaba a alguien de mi cabeza. Como un ritual, una carta cantada, un final repetido... un primer amor.

viernes, 10 de julio de 2009

deshonesta

se que extrañas el aroma del ciruelo en medio del
jardin
se que soñas con esas tardes calidas a mitad del
invierno, en las que juntar
hojas secas y "preparar la comida" era lo mas bello
y vital de un dia

ha llegado, acaso, mi hora?

es esta o sera cuando descubra el rumor de los
pajaros en la casa en verano, cuando ya no haya
nada al rededor que mirar

quizas entienda, un poco mas el sentido. quizas
hasta pueda reconocer en esas fotos color cepia
tu sonrisa, como dibujada, como de quien no
puede pedir nada mas.

temo preguntarte que es lo que mas te asusta
y que me respondas, la soledad.

quiero romper con la rebeldia que una y otra vez
me lleva a fruncir el seño y mirarte
como si no fueras de este mundo. No,
es claro que no lo sos.
Tambien esta claro que la rebeldia
no tiene vela en este entierro. Ya no
puede justificar nada.
Y entonces corro por el parque en invierno,
helado y encuentro desparramados, hechos añicos
los deseos de primavera

sabia que me buscabas
sin peros
Corrían desaforadas y se reían, con la inconsciencia de la edad. Eran las 6 y media de la mañana de un domingo. Y no sabían que hacían con sus vidas. Corrían por la vereda de una avenida por miedo a unas personas que las seguían a lo lejos. Corrían por miedo o por diversión, no losé. 
Hasta el alma se llevaron esas corridas, y un peinado con hebillas y moños coloridos.
Cuando todo queda atrás, a lo lejos...

miércoles, 8 de julio de 2009

en el medio nacido del oceano

y casi sin aliento se fue sin riesgo despidiendo de cada uno. al primero hacerlo sonrojar entre campana y no dudo en soneto que los dos fueron cruzar.

la parte que volvimos no entiende y avestruz escondo la cabeza como.



canto pero sin ganas de hacerme escuchar. dia m -solo para-

martes, 7 de julio de 2009

un posible aire fresco, intuyo cerca el mar...
no necesito llegar a Alaska, con unos mimos me alcanza.
sonrío a cada momento por tu culpa 

lunes, 6 de julio de 2009

Ya no se que hacer. El detonante fueron las pocas monedas en mis bolsillos. El mundo está engripado, y cree en el su propio fin. Siete días de Julio me parecen una locura, queda todo el invierno por delante, pero me harté antes. 

viernes, 3 de julio de 2009

soy un cristalito

¨Do not listen to anybody else but yourself¨
Caminé por horas bajo el agua, con las botas bien calzadas y un piloto de los años 70 de mi madre, creo. No vi nada ni nadie frente a mi ese día. Sólo me encontraba en mi cabeza. Ahí donde yo estaba conmigo, con mi melancolía juvenil, con los años de todo lo vivido, que no es más que unos veintitantos. Recordé una charla con mis padres, de hacía unos cuantos pares de años atrás en la que me explicaban con una metáfora, que en su momento se me hacía inútil, acerca de como un hijo se parecía a un cristal y sus padres la cajita protectora. 
Tan lejos de la cajita me sentí al recordarlo, que hasta temblé por el frío que en ella antes no sentía. Pero el aire libre me hace bien, mi cajita siempre estuve medio abierta para que el cambio no fuese tan brusco. La mirada de los padres, guarda un exclusivo amor. Después de tanto caminar llega a la puerta de la casa de mis padres. Se abrió.  Y están ellos, aún hoy me miran, y se que siguen pensando que soy su cristalito....

jueves, 2 de julio de 2009

Me cuenta un cuento en otro idioma, y se entiende lo mismo. Es la historia de una chica y un chico. Es el cuento de dos que se acercan al amor. No conozco una palabra del idioma en la que lo cuenta. Pero entiendo que en cada lugar, con las distancias, las historias de amor se entienden en cualquier lengua.

miércoles, 1 de julio de 2009

Al principio sospechaba un poco de mis caminatas nocturnas, de la desaparición del mosquito, de la gripe, de la crisis. Pero dejé de pensar en eso. Llegué a esa casa de noche, de madrugada casi, eran las tres de la mañana y no se agitaba ni un árbol en la calle. Me sorprendió que las luces estén apagadas, el roce del piso con mis pies, que sonaba a limpio, el olor a azufre que se imponía en el aire, aunque sea sólo para tapar el olor a pis de gato que yacía detrás. Sorprendida y sospechosa vagué por la casa, cual zombie, me choque con libros, con ceniceros, sentí algunos vidrios rotos crujir contra mi borcegos, pero no había pistas que me dijeran si podía quedarme ahí en ese círculo que de día me parecía pesado, oscuro, agobiante, y de noche se me hacía a casa de alquiler. Me desperté, me había dormido sobre una alfombra marrón con pelos largos. Me refregué los ojos y salí a la puerta. Una larga fila de chicos de pie en la puerta de esa casa, uniformados, no parecían alumnos más bien los actores de Saló. Escuché en una radio prendida que sonaba desde la pared, supongo venía de la casa contigua, que el país dejaba de ser tal, para convertirse en provincias desunidas del sur del mundo a punto de ser inundado. Desperté del sueño del sueño. Mierda, ya no tengo de dónde despertarme, y escuché en un televisor Noblex de los años 80 que no hay ministro de salud, que las elecciones marcan la disconformidad del pueblo, que se murió un bebé de influenza A, y que un tipo por querer matar a su hijo irá sólo catorce años a prisión. Me tomó un alplax, prefiero seguir durmiendo... aunque sea sin soñar.

descomprimir

un escudo de acero para no recibir golpes que te tiren al suelo,
un software descargado de internet para descomprimir,
las horas pasan entre transformación de archivos y llamados desentendidos...
un cuarto desolado, los deseos de hacer el amor.
---------------------------------------------------------------------------
Lo llamó, casi llorando para saber si se podían juntar a tomar un café. Esa era la excusa que tenía, pero él no atendió, ninguna de las tres llamadas. Cata largó el llanto. Las horas de avión desde Canadá, y el período pre- menstrual la tenían a mal traer. Ni ganas de trabajar, ni amigas que la contengan, ni el calor que la pone de buen humor, porque el invierno sólo trae gripes y ropa de abrigo en tonos oscuros, que odia, salvo por las botas...
4 am en un bar palermitano frente a un whisky con hielo. Theo no deja de mirar el reloj. Consulta cada minuto que pasa, como si saludara los días desde su asiento mirando el pasar de las horas. Nunca recibió ninguna llamada de Cata, ya no tiene el mismo número de teléfono. Tampoco sabe que Cata está en Buenos Aires. La extraña. Pero hay cosas que con el tiempo no se dicen. 
El amor que llega un día y que no se va... 

martes, 30 de junio de 2009

respiraa

aun no puedo hacerme cargo de lo que implica.
-espero poder volcarlo en palabras en algunos dias.-





sigo pensando que ya te conocia.

viernes, 26 de junio de 2009

"asesiname", me dijo.


y me di con rivotril.
El rencor acumulado por años, lo había plasmado en historias de crímenes que circunstancialmente salían pésimo. Tenía plena seguridad que si el tenía la posibilidad de cometer SU crimen, ese no tendría falla alguna. Cuando el tiempo te devuelve la oportunidad de cambiar la suerte... todo vuelve...

jueves, 25 de junio de 2009

pretérito imperfecto complicado... presente de dopamina, y futuro de quién sabe qué...

voz en off




espacio cerrado

cuarto menguante... se va achicando hasta desaparecer.

silencio. voz que se apaga. eco. ruido de pasos y la madera que cruje.


me ahogo


imagen o respiracion. no hay palabras hoy, no las hubo ayer ni las habra nunca. La misma habitacion ensordece. el clima se opaca, el sol deja de mostrar a los hombrecitos voladores que no descansan , pero ya no se pueen ver.


ya no hay oxigeno, ese que da vida y luz. todo esta quieto. vos y yo no queremos mirarnos mas a los ojos, y hacernos cargo de nuestra soledad.
Buscaba exlpicaciones a todas las cosas. Pero no las encontraba.

lunes, 22 de junio de 2009

La joven más vieja y quejosa del vecindario

Ojeo revistas de no más de cinco de años de antigüedad. Una revista aún vigente, que comenta de arte, de música, de cine y de ¨ actualidad ¨. Y distingo entre sus páginas entrevistas a personalidades de la edad de mi padre, que ya tienen más de medio siglo encima y se desprende de ellas un olor a pensamiento viejo,  historias de drogonetas inocentes que creían ser la contra del mundo. Historias de una generación que se vio entre los milicos, y el país brutalmente saqueado por políticos carismáticos. Historia de una generación de padres dedicados al trabajo, y de hijos dedicados a ser artistas de la nada. Una generación que se creyó hippie- punk. Una generación en donde la mitad de los nacidos se creyó tanto el verso que se apuraron y ya se murieron. Una generación que me vuela la cabeza de imaginarias historietas y de cassettes estreno.

sábado, 20 de junio de 2009

Se sumergió en el agua como un pez en su mundo. Decidió no volver más a tierra.

sans-abri

Como todas las noches nos dimos un beso de despedida y nos fuimos caminando, cada uno para su lado, sin punto fijo, a dormir por algún lugar sin mucha gente.
No dejaste que te muestre lo que había llevado todo el día, conmigo, en mi bolsa. Me dijiste que preferías que espere, que te cuente algo lindo, que no ibas a saber que decirme si te lo mostraba y que no querías quedarte callado nunca más.
Te mire como si algo hubiera salido de la normalidad, como si tu cara hablara por sí sola. Lo que pasaba por tu cabeza, no intentaba saberlo. Pero sin embargo me pareció notar que quizás no me creías, que en realidad pensabas que te estaba jugando una broma.
Te pregunte una vez más y me dijiste que no. No podía tolerar la idea de mostrártelo cuando no querías, pero tampoco el no poderte convencer.
La noche estaba muy fría, y el calor del tacho nos hacía bien a los dos. Yo abría y cerraba los ojos como queriendo elevarme, sin mucho sentido, pero ya era un acto reflejo.
Me dijiste que se te había hecho tarde y que tenías que volver. Intente por última vez, pero me dijiste que las cosas no eran cuando yo las quería, que no hiciera caprichito. Y te fuiste.

desencuentro en la memoria

Me detiene un semáforo. que me trae el recuerdo de una charla de hace unos cuantos varios meses atrás. Revelaste en ella el dolor y los clavos de una cruz que recientemente tenias. Recuerdo los tiempo s de los semáforos, que nos resultaban cortos para semejante revelaciones. Recuerdo pero quizás es invento, quizás no es memoria la mía y es solo un dibujo que me hice de mi historia para tener algo detrás. En esos bocetos que me quedan veníamos de un museo en un barrio pintón de Buenos Aires, una tarde como pocas compartidas, que no nos llevó a mucho pero quedó en mi boceto. Y quizás en tus bocetos no haya rastro de esa tarde, quizás no compartimos esa memoria, pudo haber sido en Buenos Aires o en Marienbad, pudo ser sólo un sueño viejo. Es posible que ni recuerdes el semáforo, mucho menos la charla. Más aún, que no tengas recuerdo alguno de mí. Lo prefiero así, aunque a veces me intriga saber si son memorias coincidentes o desencontradas.

viernes, 19 de junio de 2009

en clave de...

a libertad supuesta en la influencia.
conscientemente inconsciente proyecto que quiero y como quiero ser.
con poca creatividad y muchos escrúpulos. El cansancio me echa de la gente. el afecto me desubica. Desde mi seguridad doy pasos en falso. La estabilidad no me caracteriza.
Conjugo caracteres. En cata-rsis.
Condenada al desorden provoco lo que temo.
En el diálogo nos vamos conociendo. el vacío interior motiva el cambio. Me pongo en camino, la herencia no me asusta.
Mis capacidades están al servicio de lo verdadero.
Rompo mis límites.
Mi deseo mas hondo. me sonrojo, me siento invadida.
De nuevo caigo en mi realidad.
Me rescata. me revela su nombre.
El desorden rompe la armonía. comienzo el camino de la libertad.
No me conozco y hago sufrir... "y ni siquiera entiendo lo que hago". la vida se complica y retrocedo. Lloro amargamente.
Vuelvo al inicio. Donde te encontré la primera vez.

jueves, 18 de junio de 2009

Q.E.P.D

R. I. P.
Estropeaste todo por un poco de miedo. No encaja lo que dijiste, lo sospecha. No te preocupes, se le olvida. En el cruce entre la independencia y el cariño, te agarra la fobia.

martes, 16 de junio de 2009

por todos lados

nada es igual.

desde el piso 14 escuchamos taca taca taca taca. Como nunca.
veinte mil quinientas personas tratando de comunicar algo. vuelan los sonidos, cada uno se dirige a un lugar distinto. Desde ahi arriba no podemos distinguirlos.

Hablamos cada vez mas fuerte, para poder escuchar a traves de esos millones de golpecitos que nos marean.

tiene un peso de multa.
esa señora no se encarga de otra cosa que no sea hacernos pagar.
el otro dia me atendio el frances. La señora me habia dicho que debia como 17 pesos. El frances me dijo: no.. como vas a deber?. genial. No debo nada.

Igual me hago cargo porque quiero y porque se que algo te debo.

Razon de ser. sin. todas iguales por todos lados. son feas. quieto.
disparo al pecho y es lo que mejor me sale. despues te quiero revivir y eso ya no esta mas en mis manos.

Repito. 3 grado.
sssssstrees.

la fiebre alta no se baja con pastillas

lunes, 15 de junio de 2009

Ich vermisse dich
El cambio paulatino, con las transiciones correspondientes, que no sea estático, ni a saltos, que sea creciente. No crean que soy otra, ni tampoco la misma. Algunos gustos mutan, otros se definen. Elijo una y otra vez, lo que me hace bien.

domingo, 14 de junio de 2009

viernes, 12 de junio de 2009

media luca

parecía mucho, pero hoy, no me alcanza para nada.

me duro dos dias, superé totalmente las expectativas. juro que no es boicot. esto no estaba planeado.

jueves, 11 de junio de 2009

cursi

protesto porque hace frío, 

porque no tolero a la gente,

me quejo por la mugre en el suelo,

en la ducha, en la cocina, en las sábanas

discuto si me decís cosas lindas,

cosas feas, si me das un chirlo,


Pero cada mañana cuando nos despertamos abrazados

cuando tu mano y mi mano están pegadas toda la noche

cuando me das un beso aunque este enferma 

cuando peleamos de aburridos

y nos reconciliamos rápido para no pelear más 

cuando te pido me busques, me mimes, me cocines

cuando no me das los gustos solo porque lo pido...


cada vez que algo de eso pasa, o de sólo mirarte... te redescubro 

y no concibo vivir mi vida sin ti.


martes, 9 de junio de 2009

hombre mirando al sudeste



En un momento del cuento paro y me doy cuenta cuanto dolor ajeno cargo sin ni siquiera notarlo.
Mis sentidos se vuelven foco de infección. Veo la miseria, escucho el silencio de los que no tienen voz, toco lo aspero de la pobreza. Todo, lo voy cargando, poco a poco. El sentido de toda mi vida choca contra la solida realidad. Esa realidad que en algun momento fue ajena, pero que decidi hacerla mia, queriendo formar parte de ella, necesariamente, para cambiarla.
Viajo, charlo, miro, pregunto e intento ayudar. Tiemblo. Hasta donde se puede actuar, sin volverse uno con el dolor.
Que nostalgica se me hace la lucha contra lo inmutable. Como un nudo en el pecho que oprime el deseo mas profundo de humanidad.
Lloro. Me ahogo en lagrimas silenciosas que no me dejan respirar-
Nada esperanzador encuentro en esta fria tarde viajando a mi clase de frances.
No puedo dejar de pensar, una y otra vez, en la contradicción de mi ser. No puedo dejar de escuchar, una y mil veces, historias de opresion, soledad, locura e indiferencia.

pero, en definitiva de ello vengo y hacia ello voy.

sábado, 6 de junio de 2009

Y me preguntan si soy europea. Que mi cara no es de acá, mi nombre no es de allá. 
Y me dicen que estoy a tiempo de cambiar de profesión. Que hay posibilidad de elegir aún.
Y me cuentan lo difícil de la experiencia de vida. Que los años son criaturas de la literatura.
Y me abrazan para jugar los niños. Que me creen de su edad.
Y me agotan con palabras ajenas, esas que se intentan mezclar en mi boca, que no me corresponden. Que yo tengo palabras, que son mías. Que sé que soy de acá, y me gusta así. Y que si puedo elegir lo que me de ganas de vivir. Que la niñez me dura aún entre frases viejas y canciones de otras épocas.
Gracias igual, pero sé que estoy a tiempo de crecer aún más...

viernes, 5 de junio de 2009

miércoles, 27 de mayo de 2009

Mi lamparita ya no funciona. De noche todo está oscuro, porque se quemó mi lamparita. Me pone un poco triste porque ya no puedo leer, o mirar fotos viejas antes de dormir. Pero el otro día descubrí algo que me hizo feliz, dentro de mi lamparita está creciendo una planta. Apenas muy pequeña, y verde. Pensaba yo tirar la lamparita, pero ahora es aún más importante que antes, ahora tiene vida.  

martes, 26 de mayo de 2009

la sensación de estar en el peor lugar...

de repente un escalofrío... toda la noche dando vueltas, no me aguanto la cama. 
La cabeza me estalla, y el miedo de algo que no se qué es. 
Recuerdo que no se deben proyectar las dudas en ningún asunto. 
Pues se puede lograr todo lo que no se quiere.
Mejor irme a dormir con el dolor en el estómago, en el hígado y en la cabeza...
sin desparramarlo más. 

luna nueva

destilaba olor a casa de campo.

no se podia emborrachar, estaba ajeno



de la mano de un temblor, trato de darle un abrazo. si pudiera entender cuanto habia imaginado.

un sufrir ahogado en llanto



de la cabeza


el jinete se escapo.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Lo acompañó a la habitación, esa en la que dormían sus padres años atrás. El padre había muerto hacía ya quince años, y la madre hacia siete. Su hermano mayor se había ido a vivir con su mujer, cuando quedó embarazada, y la criatura, Helena ya tiene 21 años. Era un auténtico solterón de cuarenta y tres años, solo, en una casa, enorme, con olor a polvo y a viejo. Entre ambos hermanos tomaron cada prenda que ocupaba ese perchero que va de pared a pared.  Sacaron todo, y en el fondo de la casa, al fondo, donde quedaban algunas porquerías, prendieron fuego y convirtieron ceniza todo lo que hacía olor, y no traía recuerdo bueno alguno.

lunes, 18 de mayo de 2009

hace frío a la mañana y yo escribo pavadas

¨La mujer Tauro

Afuera, la escarcha- la nieve cegadora,
la furia sombría de la tormenta de viento -,
adentro, el rojizo resplandor del fuego
y los niños en su nido de alegría.¨
Linda Goodman
-Me quedé con la intriga!- me dijo cuando se estaba yendo... a lo que ni respondí. Había comenzado a leer como reconocer un tauro en el libro de los signos, pero se le hacía tarde para llegar al teatro, debía estar antes de la función, para maquillarse. 
Le abrí por el portero, y me quedé sentada en el sillón mirando por la ventana, sin saber realmente si había algo, del otro lado. Me llamó por teléfono Javier, me invitó a cenar por un tema importantísimo de trabajo. Fingí estar enferma, tenía miedo de terminar cometiendo cualquier error. Salir en la tapa de un diario por homicidio. Me parecía gracioso, pero sólo para un personaje de la ficción, no para mi vida, que venía en picada, sin ganas de invertir la dirección. Colgué el teléfono. Abrí la ducha. Vestida como estaba me metí bajo el agua fría. Nunca antes tuve tan claro todo, el frío me declaraba los instantes que me impedían seguir. Una fuerza interna, me obligo a sentarme en la bañera. Lloré por horas, al punto que amaneció, y el agua salía de a gotas. Un vecino me golpeaba la puerta, preguntándome si estaba bien, y escuchaba que llamarían a la policía, o a mi madre. Que comparación tan ingrata, aunque en el algún momento de mi adolescencia habré creído que mi madre se asemejaba a un policía. Pude salir, nadie llamó a la policía, y ese día empecé a trabajar en otro lado, conocí a Marcos, que lo mire porque se llamaba igual que me padre fallecido. Mi vida aunque no lo sugerí yo, cambio de dirección. Todo esto era para explicar porque en verano, en invierno o en media estación me baño con agua fría, porque veo todo más claro.

viernes, 15 de mayo de 2009

Eran altos. Ya no eran adolescentes que creían en la revolución que escuchaban en las letras de las canciones. Eran adultos, que habían sido parte de esas letras, que las habían construido, o mejor que habían sido la inspiración. Eran avanzados, delgados, un tanto delirantes, apasionados. Y aunque todos digan que eran muy buenos, que seguramente así era, también eran hombres. No estereotipemos a nuestros desparecidos, recordémoslos como seres humanos sensibles, capaces de apostarlo todo, pero humanos. Y cuando digo altos, delgados inteligentes, es la vista que me hago de la valentía, no del heroísmo, sin intención de hablar de ninguno, mejor de todos. La historia no es una, son muchas, pero nuestras.

lunes, 11 de mayo de 2009

los calientes

Salíamos de la escuela. Íbamos a comprar alguna cosita para la noche (interpretá como quieras, dependía de la noche). Perdíamos el tiempo, todos los viernes lo mismo. "Cómanse a besos esta noche". Lo escuchábamos una y otra vez en un cassette grabado por un amigo que tenía el cd nuevito con la gráfica de los cactus. Esa noche nos la pasamos andando en taxi, entramos tres veces al boliche, no pagamos ninguna, una vez por ser mujeres y entrar temprano. La segunda por chamuyar al patova. La tercera ya como a las cinco de la mañana, una amiga que trabajaba ahí nos hizo pasar. Cada vez que salimos era por algún pibín que estaba tirado en algún lado y había que rescatar. Frente  a la puerta de entrada del complejo, había colgado un pasacalles, decía: Dejá la droga. Siempre que lo veía (a veces ni lo veía) pensaba que paradoja, todos salían reventados de ahí. Era como la cuna de oro, en ese sentido, y hacía años de eso ya. Esa misma noche de tantas vueltas recolectamos unos cuantos amigos en estados varios. Pero cuando ya en la puerta por cuarta vez, siete de la mañana, había un trébol de cuatro hojas (de plástico, era un colgante de plástico) tirado en la puerta del boliche, lo levante por las dudas, a ver si después me faltaba suerte. Y como otras madrugadas nos volvimos caminando con un grupo grande de gente amiga, o no tanto. Venía atrás de todo con él. Charlábamos, desde hacía un año teníamos una relación de amor-odio. Era lo que recuerdo el más tranquilo de todos. Cruz. Pero los pibes no eran tranquilos. Encontraron unas botellas vacías en el canasto de la puerta de una casa, y no tuvieron idea mejor que romperlas en medio de la calle, y gritar, como locos. Empezaron a aparecer vecinos por las ventanas, y todos se apuraban para desaparecer. Pero él y yo veníamos atrás de todo, ni enterados de lo que pasaba. Era una de las pocas noches que no discutimos ni una vez. Abrazados caminábamos tranquilos hasta que un señor en calzoncillo con una camisa abierta, un teléfono inálambrico en la oreja, una escoba y una pala en cada mano, nos grita y se nos para en frente. Comienza a patotear a Cruz, y a decirnos que la policía estaba viniendo. Teníamos que hacernos cargo de levantar los vidrios de las no se cuantas botellas, y barrer todas las porquerías que habían tirado los pibes de unas bolsas de basura que habían pateado. ¨Dale pibita, decile a tu novio que levante todo¨, me decía el señor de los calzones rojo y blancos a rayas y una camisa celeste abierta. Y como mujer valiente, le saque la escoba y la pala a ese vecino semi desnudo, y fui a barrer, pero nunca lo hice claro. Cruz me saco las cosas de la mano, en el ínterin llamó a los pibes para que se hicieran cargo, y se puso a barrer, antes me dio un beso muy dulce, las gracias y me pidió me fuese rápido a casa, por si llegaba la policía.