miércoles, 18 de agosto de 2010

Entonces se pudrió todo. Si, ahí al instante. Pum pam pum. Florero al suelo, el vino derramado, una que otra rodaja de pan volando por el aire. No hay más que decir. Mejor: no hay nada bueno. Portazo. De esos violentos que dejan entrar un aire fresco. Basta de escenas. Se fini. Entonces volves atrás al antes. A lo primero. Todo lo que te parecía bueno es una gran mierda. Cuanta carga de subjetividad. Te leía y me moría de ganas de besarte y ahora te leo y pienso en lo inútil de tus historias- si las mías también pero las tuyas me superan.



1 comentario:

Gato dijo...

Conozco ese sentimiento :-S