martes, 5 de diciembre de 2006

simplemente mancomunadas

Me inclino sobre una esquina de la habitación. De rodillas todo mi cuerpo hacia delante apoyada sobre mis piernas rezo. Apoyo mi cabeza cansada. Prefiero las hojas sin renglones. No puedo evitar crear historias mientras viajo. Jugar con los nombres de la gente. Ver sus caras y pensar en su día como en una novela rusa. Pero alto. Cada cosa en su lugar. Y es justamente lo que menos se hacer. Ordenar-me.
Estoy segura de que corriendo no llego a ningún lado. Pero me voy, igual, salgo trepando la ventana. Corro hacia el sur. Ahogándome entre sollozos. De pronto un camino. No quise que surgiera de mi. Las calles me mienten y tu risa me contagia la impaciencia. Soñé que me decías, que por fin me decías quien eras.
Y camino silbando y un extraño se acerca porque según dice me vio “muy bonita”. Y trato de parecer amable pero mi cara refleja que esa respuesta fue la peor que me pudo dar. Los que me conocen saben que detesto las flores. Tan.. karma. Y mis ojos se pierden buscando una razón para no llorar y deshacerme ante ese extraño de vacaciones.
Nada. La belleza se desparrama, se la toman las plantas muertas de sed.
Nada. Debo estudiar. Pero me tomo hasta el final de ese minuto que pactamos.
Por fin me voy de viaje. Prometo no volver a buscarte. Ya no necesito que mi corazón vaya comprometiéndose cada año de forma diferente. Dejo lo que anhelo para nadar en lo que poseo.
Me parece que ese amanecer lo vi sola. Estabas ahí pero no para mi. Mucho tiempo después volviste para decirme que me querías.
Me encargué de que todos supieran lo bueno que eras. Y eso que creí yo sola admirar, se transformó en tu pase libre a todos los brazos.
Desvaneciéndome salto a otra realidad.
Música.- Sabes que la amo, lo viste en mi mirada. Y no intentaste convencerme. Te hice subir por ascensor- 2 pisos. No tiene sentido. Pero aceptaste con una mirada tierna.
Nos vemos! Seguro seremos compañeros en la universidad. ¿eso es positivo? Si claro. Tiempo de sobra para conocer al otro y juntos ver que patético resulta el amor.
Volviste pero te dejé. Me divertís pero me abrumas. Nacidos de vientres iguales, nos estorban nuestros pasados. Tenias muy poco para darme.
Amistad cabizbaja. Despiertan sentimientos inesperados. Temo haber hablado de más y me encuentro a años luz. No hay nada que temer. Nos conocemos mucho.
De vos, no pienso hablar. Bastante te usé de inspiración en estos últimos dos años. Sabé que lo único que espero es no cruzarte el domingo.
Tanto por decir me asusta, me provocan nauseas. No puedo evitar sentirme repetitiva y volátil. (no! Era difusa y acrítica)
Me dejo caer en tus manos me inspiras confianza. Hasta que me siento débil y dependiente como siempre fui y nunca quise aceptar.
Mail. No quiero abrirlo. Lo abro. No entiendo nada. Nada de nada. nada. Jaj
La poesía se fue detrás de una chica con falda de colores.
Mis deudores no quieren pagar y yo no los presiono. Asi no se llega a ningún lado lo se. Mientras tanto, mi mamá se desespera. Un poco más y no tiene preferencias.
No hay crisis. Por si después preguntas.- La vida misma me provoca actitud de revisión. Para la integradora. No vaya hacer que para cuando llegue, maria de las nieves no esté preparada.

1 comentario:

puntoar dijo...

te leo- y aunque asusta me contento con saber que te conozco tanto.