jueves, 17 de junio de 2010

Como cuando salíamos a andar en bicicleta para llegar al club. Perder una ojota en el camino.
Como cuando discutíamos por si era mejor ser rubia o morocha, o si las vacaciones eran mas dirvertidas en Mardel o en Gesell.
Como las escaleras que subimos y bajamos en algún boliche con unos vasos encima y nuevos cortes de pelo. Como todo eso y todo lo que vendrá. Como los posibles sobrinos que tendremos, y los tantos cumpleaños que vendrán.

1 comentario:

Dani! dijo...

y las muchas aventuras que tendremos!

(lo de la ojota me mato)